Se eliminó la inmunidad parlamentaria


El pasado 6 de febrero el Ejecutivo confirmó la reforma que anula constitucionalmente la inmunidad parlamentaria, que se publicó en el Diario El Peruano este sábado.

"La inmunidad parlamentaria impide que un congresista pueda ser procesado o preso sin la previa autorización del Congreso o de la Comisión Permanente y constituye una prerrogativa que puede limitar el acceso a la justicia para la tutela en la vía penal de cualquier derecho que haya sido vulnerado por un parlamentario, dependiendo de la forma en que el Poder Legislativo resuelva las solicitudes de levantamiento de inmunidad que presente la Corte Suprema." así define Jorge Campana Ríos, profesor de la PUCP de post grado en derecho constitucional.

La ley N° 31118, del cual su único artículo modifica el artículo 93 de la Constitución Política del Perú y el cual la modificación precisa: “Los congresistas representan a la Nación. No están sujetos a mandato imperativo ni a interpelación. No son responsables ante autoridad ni órgano jurisdiccional alguno por las opiniones y votos que emiten en el ejercicio de sus funciones. Los magistrados del Tribunal Constitucional y el defensor del pueblo gozan de las mismas prerrogativas que los congresistas”.

“El procesamiento por la comisión de delitos comunes imputados a congresistas de la República durante el ejercicio de su mandato es de competencia de la Corte Suprema de Justicia”, añade la normativa.