John Bolton: «En esta administración no tememos usar la frase ‘Doctrina Monroe»


El asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Bolton, declaró en una entrevista a CNN que en la administración del presidente Donald Trump no temen usar la frase 'Doctrina Monroe', esto tras ser consultado sobre la injerencia de los EE.UU. en los asuntos de Venezuela.

Ante la pregunta de por qué EEUU podía intervenir en los asuntos venezolanos cuando no hace lo mismo con otros gobiernos “brutales” del mundo implicados en violaciones de derechos humanos, Bolton respondió:

“No, creo que son asuntos diferentes. En esta Administración, no tememos usar las palabras ‘Doctrina Monroe’. Es un país que está en nuestro hemisferio. Siempre ha sido un objetivo de los presidentes americanos tener un hemisferio completamente democrático desde los tiempos de Ronald Reagan”.

John Bolton, asesor de Seguridad Nacional del presidente Trump

La 'Doctrina Monroe', sintetizada en la frase "América para los americanos", es el nombre por el que se conoce a la política exterior adoptada por los EE.UU. frente a los países Latinoamericanos. Desde que fue formulada ha marcado el desarrollo de las relaciones internacionales en esta región.

Desde la declaración de su independencia, Estados Unidos asumió que debía convertirse en una potencia, por este motivo, la posibilidad de intervención de las potencias europeas y el temor a verse rodeados de enemigos ideológicos tanto como políticos, los impulsó a oponerse a cualquier intento de ampliación de influencia política o comercial en América de parte de Europa; Latinoamérica era una cuestión primordial para la seguridad nacional y el desarrollo.

En 1823, en su discurso en el Congreso, el quinto presidente de los Estados Unidos, James Monroe, expondría la evolución de este pensamiento político en lo que se conoce como 'Doctrina Monroe' :

1º «Los continentes americanos (…) no deben ser considerados ya como objeto de futuras colonizaciones por parte de las potencias europeas.»

2º «El sistema político de las potencias aliadas es esencialmente distinto (…) del de América (…) Cualquier tentativa de ellas para extender su sistema a cualquier porción de nuestro hemisferio sería considerada por nosotros como peligrosa para nuestra paz y seguridad.»

3º «No hemos intervenido, ni en adelante intervendremos en las colonias o independencias actuales de cualquier potencia europea (…) En las guerras entre potencias europeas por cuestiones propias de ellas no hemos tomado nunca parte alguna, ni interesa a nuestra política que la tomemos.»

De esta forma, Bolton desempolva una expresión que evoca una sangrienta historia de intervenciones estadounidenses en Latinoamérica con el pretexto de abanderar la emancipación de nuevos países o enarbolando ideales como paz y libertad, que a la postre reportaron grandes beneficios a la administración estadounidense y dejó bien consolidada su presencia en la región.