Perú rechaza 20 millones de vacunas Sputnik V


Negociaciones mediante intermediarios no se tomarían en cuenta por decisión del gobierno anterior

Tras la publicación de la lista de funcionarios inoculados con la vacuna china Sinopharm, se especula sobre los intereses políticos durante el gobierno de Martín Vizcarra y la decisión de adquirir las vacunas únicamente mediante los gobiernos internacionales. Mal Menor accedió a información referente a un contacto frustrado entre el Gobierno Central y el Fondo Ruso de Inversión Directa.

En julio del año pasado, G&P Pharmax SAC, encabezado por José Carlos Pablo Andrade Penagos, se contactó con el Fondo Ruso de Inversión Directa, entidad encargada de manejar la distribución y venta de vacunas a nivel internacional desde Rusia, con el fin de proponerle al gobierno peruano la compra de 20 millones de kits contra la Covid-19, sin embargo, dicha propuesta solo quedaría en palabras. Nos hemos cansado de ofrecerle al gobierno central vacunas en grandes cantidades, hasta 20 millones. El gobierno, todo lo que ha hecho es ignorarnos, no contestar nada, señala Andrade.

Debido a la falta de respuesta por parte del gobierno central, la droguería se encargó de entablar lazos con los gobiernos regionales de Piura, Arequipa y Callao, con los que posteriormente tuvo una llamada para proponer las negociaciones de adquisición junto al Director del Fondo Ruso de Inversión Directa, Kirill Dmitriev. Todos esos gobiernos regionales le presentaron al Estado solicitudes para que les den permiso para comprar las vacunas, ya que el Central no solamente no nos hace caso, si no que tampoco tiene vacunas, añadió.

No se concretó la compra

Una persona de Digemid salió a decir que nosotros no tenemos autorización del gobierno ruso para vender vacunas. El Ministerio de Relaciones Exteriores le mandó un comunicado a su par ruso pidiendo que no interfiera en las políticas del país y que no negocie ni con gobiernos regionales ni con privados, que solo negocie con entidades que Digemid recomiende, denunció Andrade.

Ante estas declaraciones, el exviceministro de Salud, Luis Suárez Ognio, comentó a Mal Menor que todas las solicitudes de adquisición de vacunas fueron derivadas a la Cancillería porque el Ministerio de Relaciones Exteriores preside la comisión multisectorial para la adquisición de las vacunas. Según la disposición de la Presidencia de la República, todas las compras se hacen directamente con las farmacéuticas y con los gobiernos productores, no se hace ninguna compra a través de intermediarios, afirmó.

El gobierno ruso le ha ofrecido vacunas a los gobiernos regionales para entregarles directamente, y tampoco ha sido aprobado. En este caso, G&P Pharmax SAC es un intermediario, el cual no necesitamos porque ya hay una negociación directa con el Instituto Gamaleya de Rusia, las cuales se realizan desde fines de agosto. Son procesos largos y complicados porque son contratos internacionales, aseguró.

¿Por qué no acceder a estas vacunas?

Inmersos en la mayor crisis sanitaria de las últimas décadas, el gobierno de Martín Vizcarra decidió concretar estas compras únicamente por medio de los gobiernos, sin intermediarios como G&P Pharmax, quienes establecen el contacto entre las entidades gubernamentales.

Lo que pasa es que son vacunas de emergencia, las cuales tienen un régimen especial. Por ejemplo, exigen que todas las personas al ser vacunadas tengan un seguro y eso no lo asumen los intermediarios. Hay una serie de reglas para una vacuna de emergencia en el ámbito en el que estamos, señaló el exviceministro de Salud.

Por su parte, la gerencia de G&P Pharmax añadió que el trato que proponían sí incluía el seguro correspondiente y se refirió al contacto con el Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya. El gobierno peruano ha salido varias veces a decir que estaba en conversaciones con el Laboratorio Gamaleya. El Laboratorio Gamaleya no negocia con nadie, tiene al Fondo Ruso de Inversión Directa como representante comercial del laboratorio para las negociaciones. Cada vez que escuches que dicen que están conversando con Gamaleya es mentira.

Sobre la droguería y las 20 millones de dosis

Sofía Salas, Directora Ejecutiva de Digemid, quien se encuentra en la lista de vacunados por la UPCH, mencionó el pasado 12 de febrero en "El Búho" que dicha droguería estaba autorizada para traer medicamentos y otro tipo de productos, pero no vacunas, añadiendo finalmente que una vacuna puede funcionar en el Perú solo si tiene autorización de Digemid.

Por su parte, Andrade Penagos le contó a este medio que solicitó el permiso reiteradas veces ante la instancia correspondiente. Para el permiso que nos falta a nosotros que es el biológico, para productos biológicos, lo hemos solicitado cinco veces y me han rechazado las cinco veces el archivo porque dicen que el escaneo no se ve muy claro, que lo escaneemos en otro equipo, se ha presentado cinco veces y me dicen que no se ve bien, que lo volvamos a subir, afirmó.

Documentación proporcionada por G&P Pharma
Digemid declara improcedentes las solicitudes

Sobre Sputnik V

Los estudios realizados sobre la vacuna rusa Sputnik V arrojaron que las dosis aplicadas tienen un 91,6% de eficacia, muestran un buen perfil de seguridad e induce fuertes respuestas inmunes humorales y celulares en los participantes de los ensayos clínicos, según un informe de The Lancet. De igual manera, la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) aprobó las vacunas rusas, mientras que la vacuna china, Sinopharm, aún no se encuentra autorizada.

Los eventos adversos que se han presentado en la dosis rusa no han sido ni moderados ni severos en ningún lado del mundo, no ha contabilizado muertos y no es una vacuna nueva. La vacuna Sputnik V es una vacuna que estaba diseñada para el MERS-CoV, que es primo hermano del SARS y lo único que han hecho es cambiar el virus , pero sigue siendo la misma base de vacuna, entonces no es una vacuna nueva, no es inventada, por eso Rusia pudo sacar la vacuna tan rápidamente, sentenció Andrade.