Masacre en Nueva Zelanda

El comisionado de la policía de Nueva Zelanda, Mike Bush, confirmó que el número de víctimas mortales de los atentados en dos mezquitas en Christchurch se elevó a 50 personas. Brenton Tarrant fue acusado de asesinato. Durante su presentación en el tribunal permaneció en silencio.

El peor tiroteo masivo en la historia de Nueva Zelanda se registró este viernes cuando un ataque terrorista de supremacistas blancos, en dos mezquitas de la ciudad neozelandesa de Christchurch, acabó con la vida de 50 personas y dejó heridas a otras 50, entre ellas menores de edad.

La primera ministra de Nueva Zelanda, Jacidna Arden, calificó la masacre como uno de los días más oscuros del país y detalló que "el ataque parece haber sido bien planeado".

Los ataques se produjeron cerca de las dos de la tarde hora local, en momentos en que centenares de musulmanes realizaban la oración de los viernes. En total se atacaron dos mezquitas en simultáneo, murieron 41 personas en la mezquita de Masjid Al Noor, muy cerca del Jardín Botánico, y otras 7 en la mezquita de Linwood Masjid, a unos 6,5 kilómetros al este de la primera.

Los ataques cobraron la vida de medio centenar de personas.

El primer informe de ataque se reportó en la mezquita de Al Noor, en el centro de Christchurch. Este ataque fue trasmitido en vídeo por el asesino durante 17 minutos. En las imágenes se ve al terrorista recorrer los ambientes de la mezquita disparando a quemarropa a los aterrados feligreses.

El asesino fue identificado como Brenton Tarrant, un supremacista blanco australiano de 28 años de la localidad de Grafton, que publicó en sus redes sociales un manifiesto de 74 páginas en donde llama a Donald Trump "un símbolo de la identidad blanca renovada" y se refiere con términos peyorativos y discriminatorios hacia los musulmanes. Tarrant estaba obsesionado con las batallas entre Estados cristianos y musulmanes del pasado.

Brenton Tarrant vestía ropa militar cuando irrumpió en la mezquita para luego acribillar a los feligreses mientras transmitía la matanza en vivo a través de Facebook. La segunda mezquita, en los suburbios de Linwood, fue evacuada. Fue en ese lugar, donde la Policía desactivó dos bombas escondidas en un auto.

El primer ministro de Australia, Scott Morrison, se refirió al asesino como "un terrorista de extrema derecha".

El terrorista Brenton Tarrant grabó la matanza con una cámara Go Pro.

Las víctimas incluyen a residentes, refugiados e inmigrantes de origen turco, sirio, somalí, indio, bangladesí, malasio y afgano, entre otros.

Además de los 50 fallecidos, otras 50 personas resultaron heridas en el ataque terrorista en las dos mezquitas de Christchurch, 34 de las cuales permanecen en el hospital, 12 de ellas en estado crítico.

Mucad Ibrahim, un niño de 3 años, y Abdullahi Dirie, de 4, son las víctimas más jóvenes del tiroteo.