Investigación revela que coronavirus también se contagia a través de las lágrimas


Estudio revela que la mucosa ocular puede ser una fuente de contagio

Un estudio del American College of Physicians informó que el coronavirus se encontraba en los fluidos oculares de la primer paciente infectada en Italia varios días después de que el virus fuera indetectable en las muestras nasales.

Luego de ser ingresada al Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas L. Spallanzani (INMI) en Roma, la paciente presentó un cuadro de conjuntivitis bilateral, por lo que se procedió a tomar muestras de los fluidos oculares en el tercer día de hospitalización.

Entre los días 22 y 26 de tratamiento por COVID-19, el virus permaneció indetectable tanto en las muestras de nariz como de ojos. Sin embargo, para el día 27 se detectó de nuevo material genético del coronavirus en la muestra de secreciones oculares.

Descubrimos que los fluidos oculares de pacientes infectados con SARS-CoV-2 pueden contener virus infecciosos y, por lo tanto, pueden ser una fuente potencial de infección, informó el centro médico.

De igual manera, informaron sobre la importancia de las medidas de control, como evitar tocarse la nariz, la boca y los ojos y lavarse las manos con frecuencia, tomando en cuenta también que la mucosa ocular puede ser no sólo un lugar de entrada del virus sino también una fuente de contagio.