El jefe de la OMS advierte que «lo peor aún está por venir»


La OMS viene sugiriendo medidas ante un nuevo brote del coronavirus

El jefe de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Grebreyesus, indicó este lunes, durante una conferencia de prensa, una advertencia sobre un posible aumento de contagios ante la suspensión de algunas medidas restrictivas tras la propagación del COVID-19.

Algunos expertos de la salud informan también sobre un posible aumento de casos positivos por coronavirus en África, al no contar con sistemas de salud desarrollados y eficientes.

Por su parte, el alto funcionario aseguró que la OMS advierte desde el primer día sobre los peligros del nuevo coronavirus y agregó que se podía evitar un mayor desastre por las nuevas tecnologías.

De igual manera, Adhanom pidió unidad entre los países y dejar a un lado las diferencias ideológicas entre partidos políticos, así como la necesidad de una acción coordinada que tenga como objetivo proteger la salud de los ciudadanos.

El director general de la OMS afirmó que era consciente de la descoordinación en la implementación de medidas restrictivas para controlar la epidemia y propuso una estrategia basada en seis criterios sin los cuales no deberían omitirse medidas de contención.

Primero, que la transmisión del virus está controlada; segundo, que el sistema sanitario mantenga su capacidad de detectar, hacer pruebas, aislar y tratar cada caso y rastrear cada contacto; tercero, que el riesgo de un brote contagioso esté minimizado en emplazamientos sensibles como instalaciones sanitarias o asilos; cuarto, que se tomen las medidas de prevención adecuadas en el lugar de trabajo, en los colegios y en todos aquellos lugares que sean de necesario tránsito para la ciudadanía; quinto, que puedan controlar los casos importados, y sexto, que la ciudadanía esté totalmente informada y comprometida para ajustarse a las ‘nuevas normas’, comentó.

Adhanom sostuvo que la cancelación de medidas restrictivas no significaba la eliminación del virus. Además, sostuvo el compromiso que debía reconocer cada gobierno, comunidad e individuo ante la crisis sanitaria que se enfrenta a nivel mundial.