China: Tasa de natalidad desciende 15% y preocupa disminución de población


Tasa de natalidad causó temor en sociólogos chinos, al observar la disminución de su población futura y afirman que el número seguirá en descenso.

El número de recién nacidos en disminuyó con respecto al 2019. En el país más poblado del mundo, se registró un total de 10.3 millones de neonatos en el año 2020, y en el 2019 se contabilizaron 11.79 millones, demostrando una disminución de 14.9%.

Aunque para muchos les parezca una broma, demográficamente representa un problema para el país con la segunda economía más grande del mundo, pues como se registra, existen más de 250 millones de personas mayores de 60 años en China, es decir 18% de la población.

Profesor de Ciencias Sociales y Políticas Públicas en la Universidad de Ciencia y Tecnología de Hong Kong, Stuart Gietel-Basten, afirmó que es más que probables que todos los países del mundo muestren reducciones en cifras natales en 2020 debido a la pandemia y que en general, las estadísticas de China mantienen una tendencia a la baja.

"El impacto del covid probablemente lo ha exagerado, y en los próximos años las caídas probablemente no serán tan graves, pero es probable que esa tendencia estructural a la baja continúe", dijo. "La cantidad de bebés recién nacidos nunca será tan alta en el futuro, porque la cantidad de mujeres en edad fértil está disminuyendo y disminuirá rápidamente (en los próximos años)".

Como es sabido, la ley de un solo hijo», estuvo en vigor desde 1979 hasta 2015, limitó a las parejas en China a tener un solo bebé, como parte de un intento de controlar una población que aumentaba rápidamente mientras el país aún estaba en desarrollo. La aplicación tiránica de la norma llevó a sancionar o multar fuertemente a las parejas que tuvieran un hijo más, además millones de mujeres fueron obligadas a abortar por el mismo motivo.

Finalmente en estos días, la tasa de fecundidad en China se redujo drásticamente, de un máximo de casi seis nacimientos por mujer entre 1960 y 1965 a 1,5 entre 1995 y 2014. Al mismo tiempo, el número de personas mayores de 65 años aumentó de 3,36 % en 1965 a casi el 10% en 2015, cuando se cambió la política de un hijo para permitir dos hijos. En 2019, las personas mayores de 65 años representaron el 12,6% de la población total.