¿Cómo elegir el combustible y los aditivos que mejoran la performance del motor?


¿Por qué un combustible premium optimiza el funcionamiento del motor y cuándo es necesario aditivar un combustible?

Son dos de las preguntas más frecuentes a la hora de elegir gasolina, diesel y aditivos. Los expertos dan tres consejos claves que harán más fácil la elección.

El combustible cumple diferentes funciones, pero todas son claves para asegurar el funcionamiento del auto y la experiencia de manejo. El rendimiento del motor depende de la elección y el buen uso del combustible que, a su vez, contiene aditivos que mejoran sus propiedades.

En el mercado existen soluciones de aditivos multifuncionales que mejoran el desempeño de los combustibles, tanto para gasolina como para diésel. Entre sus principales ventajas, los aditivos ayudan a mantener los inyectores o válvulas limpios y prolongan su vida útil, mejoran la experiencia de manejo, protegen todo el sistema de la corrosión, mejoran la economía de combustible permitiendo ahorros de hasta un 2% y colaboran en la disminución de emisiones.

Es importante destacar que un motor más limpio genera menos emisiones y por lo tanto contribuye al cuidado del medio ambiente.

Para que la elección del combustible y los aditivos se adecúe a la necesidad de cada auto y motor, podemos tener en cuenta tres recomendaciones claves que nos dan los expertos:

  • Optar por combustible premium (gasolina 97, 98 o Diesel premium) cada vez que se pueda o utilizarlo cada dos tanques del estándar para activar el sistema de limpieza del motor (efecto “Clean up”)

Un sistema de motor más limpio da como resultado un mejor rendimiento, mejor combustión y una vida útil prolongada. La gasolina premium, por ejemplo, tiene menor cantidad de impurezas y resíduos, que permite que un motor moderno funcione como debería o aún mejor. 

Los aditivos protegen el sistema de admisión de los motores al formar una película protectora de fluidos, y así prevenir la formación de depósitos o el llamado “efecto keep clean". Existen productos (como es el caso de KEROPUR® de BASF), que se aplica tanto para los motores de inyección de combustible de puerto como para los de inyección directa de encendido por chispa.

  • Si al auto le cuesta arrancar y hay que mejorar la experiencia de manejo, contemplar la aditivación o la carga de combustible premium

Las gasolinas o diesel de categoría premium con paquetes de aditivos multifuncionales optimizan el funcionamiento del motor, generan menor resistencia, disminuyen el ruido y permiten que al auto le cueste menos arrancar. Además, al disminuir la fricción del motor un 5% entre las paredes del cilindro y los pistones durante la conducción, los aditivos logran reducir la cantidad de combustible consumido.

Mientras tanto, los combustibles no aditivados o aditivados en menor proporción disminuyen la potencia del motor al no limpiar efectivamente su sistema de inyección, lo que conlleva a usar más combustible para un mismo resultado de limpieza o bien incrementar el nivel de suciedad en el sistema de inyección según corresponda.

  • Usar el combustible recomendado por el fabricante del auto

Es indispensable seguir las recomendaciones del fabricante del vehículo y evitar mezclar diferentes tecnologías. Los motores modernos cuentan con mapeos de inyección de combustible que están en continuo ajuste y hacen que el motor llegue a una condición de mayor rendimiento y potencia.